ALFIN ARGENTINA

La alfabetización informacional pone como centro a la persona, de modo que la utilización de las tecnologías deben ser incorporadas como herramientas de comunicación y producción.

20 septiembre, 2008

ALFIN y discapacidad

Los días 12 y 13 de septiembre del corriente año, organizado por la Secretaria de Cultura de la Provincia de Chubut y la Biblioteca Universitaria Gabriel Puentes se desarrollaron en la Sede Trelew de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, las Primeras Jornadas de Bibliotecarios de la Provincia del Chubut. La ocasión fue propicia para intercambiar experiencias con otras colegas y el impecable trabajo de sus organizadores nos permitieron participar de un variado programa concerniente a distintas temáticas de nuestra profesión.
Entre los presente he tenido la oportunidad de conversar con una de las asistentes al taller Alfabetización Informacional en Argentina: lineamientos para el desarrollo de habilidades en información desde las bibliotecas, quien gestiona una Biblioteca Popular Parlante, una labor realmente asombrosa que se está realizando en la localidad de Puerto Madryn, (Chubut – Argentina) destinada a personas con discapacidades visuales. Como dato inherente que no quiero pasar por alto, increíblemente esta biblioteca popular no está reconocida por CONABIP, pues su fondo bibliográfico no cuenta con bibliografía en soporte papel. Esta actitud, de un modelo consolidado de lo que debe ser y contener como fondo una biblioteca popular me recuerda a un ejemplo que daba Savater sobre ciertas ideas que nos quedan fijadas y nos cuesta hacerlas evolucionar: "a veces una idea se meten en la cabeza como una mosca se mete en una botella y no encuentra la salida y se queda ahí dando vueltas" sin permitirnos avanzar

Esta bibliotecaria y la actividad que llevan a cabo desde su Institución, me generó la inquietud que hasta el momento no había considerado en el blog : ¿cómo se trabaja en el marco de la ALFIN las diferentes discapacidades? Específicamente los distintos grados de discapacidades visuales.
Una cuestión significativa para desarrollar en este contexto, planificar actividades ALFIN incluyentes para este segmento de la población que les asegure no solo su inclusión en la tecnología sino en el acceso a la información y al conocimiento.

El Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es de importancia específica y fundamental para la sociedad de la información, requiriendo que todo el mundo tenga derecho a la libertad de opinión y expresión y el derecho de buscar, recibir e impartir información e ideas a través de cualquier medio y sin importar las fronteras.

Las Naciones Unidas definen accesibilidad como: "la situación en la que las personas con discapacidad no encuentran barreras exteriores para utilizar el espacio físico, para aprovechar la oferta de educación, para enrolarse en el trabajo, para participar en la vida cultural y en la relación personal. En este sentido, la accesibilidad no se reduce al medio arquitectónico, urbanístico y del transporte, sino que se extiende a todas las relaciones sociales."
¿Qué opinión nos merecen nuestros centros de documentación en cuanto a la accesibilidad al medio físico y comunicaciónal? ¿Las páginas y portales virtuales tanto de la universidad como de las bibliotecas son accesibles? ¿Tuvieron en cuenta para su construcción o posteriores cambios las recomendaciones de diseño universal accesible?
"Es sumamente importante el papel del Estado y de las Instituciones en la generación de políticas socio-educativas y en la gestión y planificación de servicios que tengan en cuenta el uso y desarrollo de las TICS que respeten estos derechos." Esto nos dice Sandra Beatriz Lucero, de la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) en su artículo Accesibilidad y acceso a la información, mirada del problema desde la universidad, propuestas para el cambio, en donde analiza la situación de las bibliotecas universitarias Argentinas planteando si estas poseen las ayudas tecnológicas necesarias, los formatos alternativos e inclusive la información en soportes diversos para la atención de todos sus usuarios.

Por otra parte los invito a acceder al proyecto “Bibliotecas accesibles para todos y todas”, en la actualidad convertido en programa,que inició en el año 2002 el Sistema de Bibliotecas Documentación e Información (SIBDI), conjuntamente con el Centro de Asesoría y Servicios a Estudiantes con Discapacidad (CASED), con el propósito de brindar los servicios y recursos de información y documentación a la comunidad universitaria con discapacidad de la Universidad de Costa Rica
El proyecto consta de tres macro etapas: institucional, educación superior universitaria estatal y comunidad nacional, cada una de ellas tienen sus propios objetivos y no necesariamente se desarrollan en forma consecutiva.
Algunos de los cambios que impulsa el SIBDI para brindar una mejor atención a las personas con discapacidad son la construcción de rampas de acceso, instalación de equipos y programas informáticos especializados, adecuación del mobiliario y servicios sanitarios.

Interesante propuestas para iniciarnos en una ALFIN inclusiva